Un ejemplar del ave voladora más grande del mundo y una de las especies más emblemáticas de nuestra provincia volverá a vivir en su espacio natural. Se trata de un cóndor andino, hembra rescatada y recuperada por el Gobierno de San Luis. Con un rito ancestral a cargo de las comunidades originarias, el ave será liberada este jueves a las 9:00 en el mirador que une Nogolí y Río Grande. La actividad invita a la comunidad a ser parte de esta experiencia única.

El cielo puntano se preparara para recibir a “Pullec Antu”

El Gobierno provincial impulsa entre sus acciones ambientales, la protección y conservación de la fauna silvestre. En esta oportunidad, un ejemplar de cóndor andino será liberado luego de transitar su recuperación en el Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS), dependiente de la Secretaría de Ambiente.

Con una ceremonia ancestral, las comunidades originarias le darán la bienvenida al ave a su ambiente natural en el mirador ubicado a dos mil metros de altura, en la Ruta que une a Nogolí y Río Grande. La actividad se realizará el próximo jueves 2 de marzo a las 9:00 y es abierta a la comunidad para todos los que deseen participar y formar parte de la gran experiencia de liberar una de las especies más emblemáticas de San Luis.

La historia de “Pullec Antu” y el importante trabajo del Centro de Conservación de Vida Silvestre

“Pullec Antu”, es un ejemplar de cóndor hembra que fue encontrada en Toro Negro, y gracias al inmediato aviso de los vecinos de la zona, el ave pudo ser asistida por la Policía Ecológica, quien la trasladó al Centro de Conservación de Vida Silvestre (CCVS) de La Florida. Allí recibió atención veterinaria y transitó durante tres meses y medio el período de rehabilitación y vuelo para fortalecer su musculatura.

Entre las distintas acciones que se realizan en pos de conservar la fauna silvestre, se implementará por primera vez el rastreo del ave a través de un dispositivo de localización. La identificación se aplica de manera intramuscular y se contabiliza en el registro nacional que lleva adelante el Programa Conservación Cóndor Andino (PCCA), la acción permite recolectar información sobre la alimentación, y problemáticas que atraviesa.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Ambiente.