La secretaría de Ambiente, acompañada por personal de la Policía Ecológica, concretó la clausura de un basural a cielo abierto en la localidad. El procedimiento sancionatorio comenzó a fines de julio cuando se constató la presencia del basural y la existencia de diferentes focos ígneos activos sobre los residuos. Tras reiteradas infracciones, y ante la inacción del Municipio, se ordenó el cierre provisorio del predio, una multa de $886.853 y se marcó la obligación de generar un plan de remediación ambiental.

El correcto manejo y disposición de los residuos se constituye como un elemento central a la hora de cuidar el entorno natural de la provincia y la calidad de vida de los ciudadanos.

En esta dirección, la Secretaría de Ambiente, a través del Programa Control y Monitoreo Ambiental, procedió a la clausura de un basural a cielo abierto ubicado en Nogolí, a 1 km del pueblo sobre la Ruta 3. Además de concretar el cierre provisorio del predio, hasta tanto el Municipio demuestre haber cumplido con la erradicación y saneamiento del mismo, se le aplicó una multa de $886.853,28 por los daños ambientales ocasionados y se solicitó la presentación de un plan de remediación ambiental.

Cabe recordar que el proceso sancionatorio comenzó a fines de julio cuando se constató la responsabilidad de la Municipalidad de Nogolí en el incendio producido en el basural, cuya existencia ya se había corroborado en una inspección realizada en febrero de este año y a partir de la cual se requirió la erradicación de dicho basural, acción que nunca se llevó a cabo.

Es importante remarcar que la Ley Provincial N° IX-0873-2013 prohíbe la disposición de residuos sólidos sobre suelo natural siendo responsabilidad de los municipios tomar las medidas necesarias para erradicar y prevenir la creación de nuevos basurales a cielo abierto. Además prohíbe la quema en los basurales o el uso de cualquier otro sistema de tratamiento de residuos no autorizado por la Secretaría de Ambiente.

Finalmente, desde el Programa Control y Monitoreo Ambiental, se le informó al Municipio de Nogolí que, cuando realicen la correspondiente remediación del predio, los residuos solo podrán ser trasladados a centros de disposición final habilitados. En este sentido, la provincia cuenta con un Plan de Regionalización de RSU, que comprende cuatro Plantas de Tratamiento y Reciclado: “El Jote” en Carpintería, “La Jarilla” en Quines,  “Peuma” en La Toma, y la “Metropolitana” en Donovan.

 

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Ambiente.