Dos mil de estos ejemplares fueron trasladados al Río Quinto por el equipo a cargo. La acción impulsada por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable tiene como objetivo mantener, conservar y acrecentar las poblaciones de truchas en los cursos de agua de San Luis.

El Gobierno Provincial continúa desarrollando acciones de mantenimiento, reproducción y cuidado de peces, con el fin de fomentar el desarrollo de la pesca deportiva como actividad recreativa, y generando una herramienta de conservación con la siembra de especies.

La actividad se realizó en etapas y con estricto seguimiento y evaluación de las condiciones adecuadas de temperatura y oxigenación para su traslado. En esta oportunidad se concretó la tercera y última siembra del año en el Río Quinto.

En este sentido, la cartera ambiental a través de la Estación de Piscicultura ubicada en La Florida, sembró 2.000 alevines en el Río Quinto. Este número se suma a los 10 mil alevines sembrados en septiembre en el Río Virorco, Río Las Águilas, Río Grande (zona siete cajones y desemboque Dique Esteban Agüero), Río Los Manantiales, Río Cañada Honda, y los 8 mil ejemplares sembrados en octubre en Río Grande, (zona La Carolina y Valle de Pancanta), Río Luluara, y Río La Majada, Río Quines (desemboque Dique Las Huertitas).

Crecimiento y reproducción de esta especie

El equipo que integra la Estación de Piscicultura realiza a diario el cuidado y reproducción de truchas. La acción se lleva adelante en diferentes etapas: durante la primera fase se extraen de los piletones ejemplares reproductores (hembras y machos), y se separan las ovas para ser fecundadas y transportadas a una pileta de incubación previamente desinfectada y ambientada.

Luego de 30 días, los ejemplares comienzan a nadar, y se da inicio a la etapa de alimentación con harina. Al finalizar este período de crecimiento, los alevines que alcanzan el tamaño adecuado (entre 10 y 15 centímetros) están listos para ser extraídos de las piletas y ser sembrados en los cursos de agua.