El rol de los bomberos voluntarios es elemental en nuestra sociedad por su enorme compromiso, debido a que ponen el cuerpo a una tarea muy difícil. Bajo este reconocimiento y con el fin de fortalecer vínculos y acciones en pos del cuidado del entorno natural, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable entregó materiales a los cuarteles de Bomberos Voluntarios de las localidades norteñas de Quines, Luján y Lafinur.

La iniciativa se implementa para colaborar con el importante trabajo que realizan en la lucha contra el fuego en zonas de interfase. En este sentido, en San Luis la temporada alta de riesgos ígneos comienza en el mes de julio y se extiende hasta noviembre, por esta razón el Gobierno provincial implementará una serie de acciones a lo largo del año orientadas a la prevención de incendios forestales.

El Índice de Peligro de Propagación de Incendios Forestales, es otra herramienta con que la cartera ambiental cuenta en la actualidad. Este índice, es muy importante ya que es calculado a partir de variables registradas por las estaciones meteorológicas en tiempo real, y permite conocer la peligrosidad de las condiciones meteorológicas para la ocurrencia de incendios.

“Estamos trabajando con los bomberos voluntarios porque son el primer eslabón en la lucha contra el fuego. Por eso recorremos la Provincia hablando sobre la importancia de realizar las picadas cortafuego y de prevenir incendios, para contribuir a su esfuerzo”, señaló la jefa del Área de Prevención de Emergencias y Combate de Incendios Forestales, Agostina Auderut.