El ex gerente general Martín Cortázar y la ex jefa administrativa Natacha Sadler fueron denunciados por la cartera ambiental por los presuntos delitos de malversación de fondos públicos e incumplimiento de deberes de funcionario público.

La nueva administración del Ente Administrador de Plantas de Reciclado y Tratamiento RSU detectó el mal estado de las palas cargadoras, herramientas vital para el acopio y separación de residuos. Prácticamente ninguna de ellas estaba operativa.

La administración anterior alquilaba maquinaria a terceros en la modalidad “por hora y con chofer”. Estas contrataciones eran muy elevados. Al día de la fecha, el valor del alquiler (hasta refuncionalizar la maquinaria abandonada) es de $43.000 + IVA por hora de máquina y chofer (con la inflación presente). Los ex responsables del organismo alquilaban por un valor de $71.250 con facturación C, lo que perjudicó la toma del IVA por parte del Ente.

En las facturaciones, incluso había cambios de nombres y diferentes tipos de facturación, violando las normas de contratación, la ley de contabilidad y perjudicando al organismo gubernamental por no tomar crédito IVA. Las facturaciones por el arriendo de máquinas supera los 96 millones de pesos, con distintas personas facturando y las mismas máquinas.

“Mientras la maquinaria propia es reparada, la nueva administración alquila palas por un precio muy superior al del mercado, con
evidentes sobreprecios y en perjuicio de las arcas del Estado provincial”, señaló la Asesora Legal de Ambiente y Desarrollo
Sustentable, Claudia Rocha.