Con una mañana soleada y en medio de un marco natural imponente, la cartera ambiental de la provincia insertó en su hábitat natural a aves de distintas especies que fueron víctimas del tráfico ilegal y mascotismo.

Se trata de cuatro ejemplares liberados en la región norte de San Luis. Las aves, de las especies reina mora, cardenal amarillo, y pica hueso, transitaron por un período de cuatro meses la recuperación física y conductual en el Centro de Conservación de Vida Silvestre, a cargo de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Gracias al constante trabajo del equipo veterinario y cuidadores, las aves transcurrieron las etapas de cuarentena, seguida por la de musculatura para llegar finalmente al recinto de vuelo, donde se determina la última condición para conocer la capacidad que presenta en animal para volver a su hábitat natural.

Desde el área de Fauna alertan que los animales silvestres no deben ser tenidos como mascotas, y que a su vez representan riesgo en materia zoonótica por las enfermedades que pueden transmitir a los seres humanos. Por esta razón recuerdan a la comunidad que la tenencia y venta de animales silvestres está prohibida y penalizada.

De la misma manera enfatizan las vías de comunicación ante cualquier duda o consulta referida al tema llamar al 4452000, interno 3372 o a la Policía Ambiental al 911, para denuncias de situaciones de aves en cautiverio, de maltrato o cualquier tipo de denuncia que tenga que ver con aves o animales en general.