El número corresponde al trabajo realizado en las cuatro plantas de Reciclado y Tratamiento de RSU ubicadas en diferentes puntos del mapa provincial, a cargo de la Secretaría de Ambiente. Los materiales que se recuperaron durante los tres primeros meses del año fueron: plásticos (100.000 kg), vidrios (96.000 kg), papeles y cartones (90.000 kg), metales (38.00 kg), tetra (14.000 kg), cubiertas (9.000 kg), y residuos orgánicos (9.000 kg). Cabe destacar que todo este material será reinsertado al proceso industrial. 

San Luis recuperó más de 350.000 kilogramos de material reciclable

La correcta gestión de los residuos generados en la sociedad, y la implementación de la economía circular, trae múltiples beneficios ambientales y sociales, entre ellos se puede mencionar: la preservación de los recursos naturales, el cuidado del entorno natural, la disminución de la contaminación, y el ahorro de energía.

En esta dirección, para el impulso y aplicación de las políticas ambientales, San Luis cuenta con un plan de regionalización de residuos sólidos urbanos, con la distribución estratégica de cuatro plantas: “La Jarilla” en Quines, “El Jote” en Carpintería, “Peuma” en La Toma y “La Metropolitana” en Dónovan, planta inaugurada en 2017 que recibe los residuos de diferentes localidades de la zona serrana central de la provincia.

San Luis recuperó más de 350.000 kilogramos de material reciclable

Durante el primer trimestre del año, las cuatro plantas de RSU recuperaron un total de 356.000 kilos de material reciclable que será vendido al sector privado para ser reinsertado al ciclo de reciclado, extendiendo de esta forma, la vida útil de los productos bajo el modelo de economía circular.

San Luis recuperó más de 350.000 kilogramos de material reciclable

La importancia de la economía circular: todo junto es basura pero separado son recursos

Para aprovechar al máximo lo recuperado, los materiales son clasificados y reinsertados en el ciclo de la economía circular:

En este sentido, de la totalidad del material recuperado 100.000 mil kilos fueron plásticos, 96.000 kilos de vidrios, 90.000 kilos de papeles y cartones, 38.000 kilos de metales, 14.000 kilos de tetra, 9.000 kilos de cubiertas, y 9.000 kilos de residuos orgánicos.

San Luis recuperó más de 350.000 kilogramos de material reciclable

Para obtener esta recolección exitosa, el proceso de diferenciación es clave: todos los desechos que ingresan a la Planta de Tratamiento son depositados en una tolva. Allí reciben la primera clasificación, para luego ser trasladados por una cinta transportadora, donde son clasificados manualmente por los operarios. Luego de ser diferenciados según el material (vidrios, plásticos, cartones y metales), son prensados y enfardados por medio de máquinas especiales, para poder ser transportados y reutilizados.

En cuanto a los residuos orgánicos (vegetales, frutas, carne, pan, grasas, desechos de comida, etc) son separados y dirigidos a otro sector para hacer compost o realizar su disposición final.

 

Nota y foto: Prensa Secretaría de Ambiente.