Los ejemplares autóctonos fueron encontrados en las localidades de San Francisco y Luján. Las serpientes volvieron a su hábitat natural luego de ser evaluadas por el equipo de veterinarios y guardaparques de la reserva natural.

Con las altas temperaturas, la aparición de reptiles en espacios rurales y urbanos es más frecuente. En esta dirección, la cartera ambiental devolvió a su hábitat a tres lampalaguas que fueron rescatadas por la Policía Ambiental y el equipo de guardaparques de la Reserva Natural “Quebrada de las Higueritas”. Uno de los ejemplares fue hallado en San Francisco, mientras que los restantes aparecieron en la localidad de Luján.

Características de las lampalaguas

Es una especie autóctona distribuída en toda la provincia, especialmente en zonas de montes y pastizales. No es venenosa y se alimenta de iguanas, aves y mamíferos como vizcachas, ratones y zorros. Su principal característica es que mata a sus presas por constricción, envuelve la presa con su propio cuerpo hasta asfixiarla y luego la ingiere. Es una especie crepuscular y nocturna. Tiene hábitos terrestres, no es común observar en los árboles. Su estado de conservación está amenazado.

Cómo actuar ante la presencia de una animal silvestre

Los animales silvestres no pueden ser liberados sin antes recibir asesoramiento y tratamiento veterinario, de esta manera se garantiza su supervivencia en su entorno natural.

Si se tiene conocimiento sobre animales heridos o fuera de su hábitat se debe dar aviso al área Fauna de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable a los teléfonos 0266-4452000, interno 3372, o bien con la Policía Ambiental a través del 911.